miércoles, 15 de enero de 2014

Conversación entre el autor y su personaje: No haré ejercicio de mi poder de “Deus ex machina”


Y cuando en el presente se llega al final de una búsqueda, y ese resultado deriva en el comienzo de una tortura mayor, o simplemente un camino sin salida, inevitablemente la mirada se da la vuelta y observa con frustración, rencor y  enojo,  el camino recorrido. La pérdida de tiempo y esfuerzo, son axiomáticos en estas situaciones y casi parece una burla mayor de la vida y sus nublados pasadizos.  La mayoría del tiempo los pasajes hacia el cambio se recorren a tientas, guiados por la escasa luz de la esperanza de un fructífero final.  Pero no siempre es así, (Such is Life!) y cuando se llega al callejón sin salida y la  esperanza se apaga, se prende el proyector del pasado mostrando imágenes desvirtuadas y embellecidas por los matices del olvido, y se desea, desesperadamente, sujetarlo, traerlo al presente y volverlo a vivir, con la madurez adquirida y las ganas de un futuro mejor.

Lo siento Filippo, podría devolverte en el tiempo, transportarte a  aquello que alguna vez dejaste en busca de respuestas, espejismos  y quimeras, pero no sería justo y razonable. Tú tomaste tus decisiones y aquí están tus consecuencias, tal como yo, igual que les pasa a todos.  Yo tampoco puedo echar el  tiempo atrás, y por lo tanto aunque esté en mi jurisdicción el ayudarte no me da la gana de que lo logres tú tampoco.  Por lo tanto, te condeno a mirar a atrás, a lamentarte,  y añorar.  No te preocupes, no estarás solo. Te acompaño, mientras me rio con ironía de tu destino, del mío, del de casi todos. 

sinceramente, 
Yo


                        




1 comentario:

  1. No sería posible el darle una posibilidad al personaje, para que encuentre una solución a sus problemas? Si los buenos personajes tienen vida propia, quizás el personaje encuentre las soluciones que el autor no ve.

    ResponderEliminar